LINFEDEMA

TIPOS DE LINFEDEMA

Existen dos tipos de linfedema: primario y secundario:


El linfedema primario (sin causa conocida) puede ser congénito, es decir, que se presenta al momento de nacer o se manifiesta de manera tardía en los primeros años de vida por problemas en el desarrollo de los vasos linfáticos del organismo. En menor frecuencia es un trastorno hereditario presente en varios miembros de una familia.

 

El linfedema secundario es el edema que se desarrolla durante la vida del paciente a partir de una causa conocida, como por ejemplo cáncer, operaciones, infecciones o lesiones.

Cualquier trastorno o procedimiento que dañe los ganglios linfáticos y/o los vasos linfáticos puede provocar linfedema. Algunas causas son las siguientes:

· Cirugía: La extracción o la lesión de los ganglios y/o de los vasos linfáticos provocada por alguna cirugía puede provocar linfedema. Esto puede ocurrir, por ejemplo, al extraer un ganglio linfático para biopsia, o un grupo de ellos para verificar si se diseminó algún tipo de cáncer, como el de mama. Durante una cirugía también pueden lesionarse los vasos o ganglios linfáticos cercanos a la zona operada.

· Radioterapia: La radiación puede provocar inflamación, atrofia o destrucción de los ganglios y/o de los vasos linfáticos.

· Cáncer: Puede ocurrir ya sea por crecimiento del tumor o por invasión de los ganglios se va a producir un bloqueo de los vasos linfáticos originando linfedema.

      

· Infección: Una infección en los ganglios linfáticos o la presencia de parásitos puede dañarlos hasta restringir el flujo de líquido linfático. El linfedema relacionado con infección es muy frecuente en los países en desarrollo así como el causado por los parásitos en las regiones tropical y subtropical.

DIRECCIÓN

 

Av. Salvador, #651.

Providencia,

Santiago - Chile

CONTACTO

 

contacto@casasalvadorchile.com

Tel: +562-2839 0596
      +569-9240 3186

 

HORARIO

 

Lunes a Viernes

9:00 AM - 6:30 PM

  • Facebook
  • Instagram