ÚLCERA VENOSA

TRATAMIENTOS

Elevación:

La elevación de la pierna por encima del nivel del corazón disminuye la hipertensión y el edema venoso, es apropiado en todos los pacientes y debe implementarse un mínimo de 3 veces al día durante ≥ 30 minutos.

 

Compresión:

La compresión resulta eficaz para el tratamiento y la prevención de los efectos de la insuficiencia venosa crónica y, luego de un episodio de trombosis profunda, debe indicarse en todos los pacientes. En un principio, se colocan vendajes elásticos, y/o inelásticos hasta que el edema y las úlceras se resuelven y el tamaño de la pierna se estabiliza; luego se colocan medias compresivas que pueden conseguirse en los comercios. Deben indicarse medias que produzcan entre 20 y 30 mm Hg de presión l para las várices venosas pequeñas, entre 30 y 40 mm Hg para las várices venosas más grandes y la enfermedad moderada y finalmente entre 40 y > 60 mm Hg para la enfermedad grave. Las medias deben colocarse al despertar, antes de que la llamada “hinchazón de la pierna”  empeore con la actividad, y deben ejercer su presión máxima en los tobillos, e ir disminuyendo la compresión a medida que se aleje de éste, es decir, gradualmente.


 

Compresión neumática:

La compresión neumática intermitente emplea una bomba para inflar y desinflar en forma cíclica una especie de calza de plástico hueca y comprime las piernas desde el exterior, lo que permite desplazar la sangre y el líquido de la porción inferior de las piernas. Este procedimiento es útil cuando se ha pasado por un evento de Trombosis Venosa Profunda y se sospecha de la obstrucción de una vena por un coágulo de sangre, y las úlceras por estasis venosa, pero puede no ser más eficaz que las medias compresivas y los pacientes encuentran muchas más dificultades para cumplir este tratamiento en forma continua.

 

 

Tratamientos tópicos:

El cuidado tópico de las heridas es importante para el manejo de las úlceras venosas. Las úlceras cicatrizarán cuando se reciba un apropiado uso de apósitos especializados y adaptados de acuerdo a las características de la herida, siempre en conjunto de un adecuado vendaje para protegerlos. Éstos ofrecen un ambiente húmedo que acelera el proceso de cicatrización. Actualmente existe una gran oferta de éstos con diversos principios activos e indicaciones por lo que deben ser prescritos por enfermeras y médicos capacitados en el área de curaciones.

Los fármacos no cumplen función alguna en el tratamiento habitual de la insuficiencia venosa crónica, aunque muchos pacientes reciben aspirina, corticoides tópicos, diuréticos para el edema o antibióticos.


La cirugía (p. ej., ligadura venosa, sección, reconstrucción valvular) también suele ser ineficaz. El injerto de piel puede ser una opción para los pacientes con úlceras venosas cuando todas las medidas son ineficaces, pero el injerto puede volver a ulcerarse, salvo que se maneje la hipertensión venosa.

DIRECCIÓN

 

Av. Salvador, #651.

Providencia,

Santiago - Chile

CONTACTO

 

contacto@casasalvadorchile.com

Tel: +562-2839 0596
      +569-9240 3186

 

HORARIO

 

Lunes a Viernes

9:00 AM - 6:30 PM

  • Facebook
  • Instagram