LINFEDEMA

 

ETAPAS DEL LINFEDEMA

En general, el linfedema avanza lentamente y progresivamente en el tiempo. Es por eso que es importante obtener ayuda de inmediato, incluso si los primeros síntomas no parecen graves o aparecen y desaparecen. Dejar que la hinchazón se mantenga en el tiempo casi siempre conduce a mayores complicaciones. Si no actúas ante los primeros síntomas es posible que continúe agravándose y la acumulación de linfa termine provocando un daño permanente a los tejidos que se encuentran debajo de la piel.

 

El linfedema avanza en los 4 estadios que van desde el más leve, donde es prácticamente imperceptible, al más severo, donde se producen cambios en la piel y tejido por el desarrollo de fibrosis.

Según la Sociedad Internacional de Linfología (ISL), los estadios son los siguientes:

Estadio 0

(también denominado asintomático o latente)

En este estadio, no hay cambios visibles en la parte afectada del cuerpo, pero quizás tengas una sensación diferente, como cansancio inusual en relación a la actividad de todos los días o algo de pesadez. Puedes tener linfedema en estadio 0 durante meses o años antes de que aparezcan síntomas evidentes.

Estadio I

(leve)

En este estadio la piel de la zona afectada está con un leve aumento de volumen, el que es mayor al finalizar el día, o proporcional a un aumento de la actividad física y a la temperatura ambiente, ya que se empieza a acumular el líquido linfático. Cuando presionas la piel, se forma una pequeña hendidura temporal (u hoyo); esto se denomina “signo de la fóvea”, que es muy leve en esta etapa. Este edema prácticamente desaparece momentáneamente con el reposo y vuelve a aparecer al reiniciar las actividades. Esta es la etapa que mejor responde al tratamiento, porque todavía no hay daño permanente en la piel y los tejidos.

Estadio II

(moderado)

La zona afectada está todavía más edematosa (hinchada). Elevar la extremidad o hacer reposo ya no lo hace desaparecer, al presionar la piel no aparece el signo de la fóvea. Se producen algunos cambios en el tejido bajo la piel como endurecimiento o engrosamiento porque aparece fibrosis (cicatrización del tejido blando). El linfedema en estadio II se puede controlar con tratamiento, pero éste va a ser más largo y complejo y no siempre se podrá revertir el daño al tejido.

Estadio III

(grave)

Éste es el estadio más avanzado. En éste la extremidad, o la zona del cuerpo afectada, se agranda mucho y pierde la forma habitual; la piel está gruesa y aparecen pliegues cerca de las articulaciones. Generalmente no hay cambio de color ni temperatura (a menos que haya una infección)

La  velocidad de progresión de la etapa 1 a 3 depende de cada caso en particular, y muy especialmente de la cantidad de infecciones que presentes en la zona.

 

Tu meta es reducir el linfedema al estadio más bajo posible, aunque te tome muchos meses o incluso años.

Actualmente la terapia descongestiva logra muy buenos resultados, pero requiere paciencia y constancia de los pacientes y terapeutas. Para saber si tu terapia está bien realizada debes observar avances, aunque sean pequeños; si has realizado al menos 10 sesiones y no ves ningún cambio es probable que no esté bien realizada y requieras un cambio de terapia, terapeuta o tal vez se requiera reevaluar el diagnóstico.

DIRECCIÓN

 

Av. Salvador, #651.

Providencia,

Santiago - Chile

CONTACTO

 

contacto@casasalvadorchile.com

Tel: +562-2839 0596
      +569-9240 3186

 

HORARIO

 

Lunes a Viernes

9:00 AM - 6:30 PM

  • Facebook
  • Instagram