LINFEDEMA

 

3. DRENAJE

El drenaje linfático manual (DLM), a veces denominado “terapia linfática manual”, implica toques suaves para eliminar el exceso de linfa y líquido de los tejidos y hacer que vuelvan a los vasos linfáticos sanos. Si bien a menudo se lo menciona como un tipo de masaje, el DLM es muy distinto de las formas tradicionales de masajes en las que se hacen masajes intensos y profundos. El DLM es mucho más suave y debe sentirse como si se estuviera rozando la piel, no como si la estuvieran frotando o amasando. Es diferente al drenaje linfático que realizan las esteticistas, ya que trabajan con vasos linfáticos normales y en cuerpos sanos. En general, una sesión de DLM dura aproximadamente entre 20 y 45 minutos.

Consideraciones

Con frecuencia, el DLM se recomienda como un componente de un plan de tratamiento conocido como terapia descongestiva compleja (TDC), aunque se lo puede usar en combinación con otros tratamientos. En los estudios de investigación, se demostró que la TDC es eficaz, siendo el DLM un pilar básico. Algunos planes de seguro cubren el DLM porque se hace durante una visita al consultorio del especialista. No obstante, debes revisar los detalles de tu plan de seguro.

 

A menudo, para que un especialista sea un verdadero especialista en DLM, debe dedicarle varias horas de capacitación, combinadas con años de experiencia práctica. Si tu especialista recomienda el DLM, pregúntale sobre su capacitación y experiencia. Los requisitos de los programas de capacitación varían ampliamente: desde sólo un par de horas de clase, sin necesidad de reacreditación, hasta más de 130 horas de capacitación teórica y práctica, con reacreditación requerida cada 2 años. Quizás podrías hablar con otros pacientes que se hayan hecho DLM con tu terapeuta.

 

Ser bueno en DLM lleva años y realmente depende mucho de la habilidad de cada persona. Una persona muy hábil puede hacer maravillas con una extremidad y reducir el edema. Por eso, en general, la calidad de los tratamientos con DLM varía mucho según el terapeuta.

 

Si te vas a hacer DLM durante los tratamientos de radiación o después de éstos, el terapeuta debe tener cuidado y evitar las zonas irritadas de la piel.

 

4. BOMBAS NEUMÁTICAS

La bomba neumática, también denominada “bomba de compresión neumática intermitente”, es una máquina que tiene conectada una manga inflable o una prenda tipo chaleco, con varias cámaras (como globos) que se inflan una después de otra para estimular la circulación de la linfa en la dirección correcta.

Es un complemento de la terapia que no debe usarse sin hacer drenaje manual previo, ya que sólo arrastra el componente líquido de la linfa.

Consideraciones

Según el tipo de bomba que se use, la persona debe sentarse o recostarse. Para bombear el brazo, debes sentarte derecha en una silla junto a la bomba y colocar la manga en el brazo. La manga se parece a un manguito para tomar la presión arterial pero que es del largo del brazo. Para el tórax o el torso, quizás debas sentarte o recostarte, según cómo esté hecha la prenda, que es parecida a un chaleco o una chaqueta. Luego, debes encender la bomba para iniciar las sesiones de bombeo, que podrían durar hasta 40 min.

 

Antes de que se extendiera el uso de la terapia descongestiva compleja (TDC), las bombas neumáticas se consideraban un pilar fundamental del tratamiento, pero ahora no se las recomienda como único tratamiento. Las opiniones de los especialistas sobre la seguridad y la eficacia de las bombas neumáticas varían ampliamente de acuerdo a sus propias experiencias de modo que debes preguntarle a tu especialista cuál es su opinión. En algunos estudios de investigación, se demostró que el bombeo es eficaz para algunas personas cuando se lo usa junto con el plan de tratamiento principal. Es posible que se use una bomba durante la fase I activa de la TDC o como parte de la fase II del plan para cuidados en el hogar, con el fin de mantener los resultados.

 

Al igual que con las otras formas de tratamiento para el linfedema, el terapeuta te enseñará cómo usar la bomba y ajustar las opciones, la presión y la acción de bombeo según tus necesidades. También te indicará con qué frecuencia debes usar la bomba y durante cuánto tiempo. Algunas personas cometen el error de pensar que “mayor presión y duración equivale a mejores resultados”, pero en realidad, sólo debes aplicar la presión indicada. Apégate a lo que el terapeuta te recomiende y no hagas ningún cambio sin antes preguntar.

 

Si bien el bombeo ayuda a muchas personas, ha habido algunos casos de endurecimiento del tejido en la parte superior del brazo (fibrosis), pierna o genitales. Esto puede deberse a que la bomba impulsa el contenido hídrico de la linfa hasta allí, pero luego se empieza a acumular el componente “sólido” (es decir proteínas, células etc), lo que produce cambios en el tejido. Si observas algo extraño, no dudes en comunicarte con el terapeuta. Tu mejor opción es no depender sólo del bombeo para tratar el linfedema, sino usarlo en combinación con otras terapias.


En nuestra página de productos podrás encontrar bombas neumáticas. Recuerda que antes de comprar cualquier producto debes asesorarte por un terapeuta capacitado.

 

5. TRATAMIENTOS CON MEDICAMENTOS

Dentro del tratamiento se puede ayudar a la movilización de la linfa usando medicamentos linfotónicos como es el producto natural lymphomyosot y las diosminas.

Un tratamiento con diuréticos es incorrecto ya que sólo moviliza el líquido pero deja estancado todos los otros elementos que componen el edema linfático.
Ejemplo: Si nos imaginamos una acequia por donde corre agua con hojas ramas, papeles y otros desechos, si drenamos sólo el agua y dejamos los otros componentes, únicamente lograremos tapar la acequia con los desechos que quedaron; lo mismo que ocurre cuando se llena el sistema de alcantarillado con hojas en otoño y se tapa.

DIRECCIÓN

 

Av. Salvador, #651.

Providencia,

Santiago - Chile

CONTACTO

 

contacto@casasalvadorchile.com

Tel: +562-2839 0596
      +569-9240 3186

 

HORARIO

 

Lunes a Viernes

9:00 AM - 6:30 PM

  • Facebook
  • Instagram