top of page

Pie diabético: Los signos y síntomas a los que debes estar atento

En nuestro blog anterior de pie diabético, exploramos en detalle qué es el pie diabético, abordando su definición, causas y características. En esta ocasión, nos enfocaremos en los síntomas que debes tener en cuenta para una detección temprana y un cuidado efectivo.


A modo de resumen, el pie diabético es una complicación común en personas con diabetes, caracterizado por daño a los nervios y vasos sanguíneos periféricos. Este deterioro puede llevar a problemas graves, incluyendo úlceras y, en casos extremos, amputaciones. Conocer los signos y síntomas del pie diabético te ayudará a acudir de manera temprana a un profesional especializado y evitar la progresión de éste. Algunos signos y síntomas son:



  • Sensación de Hormigueo o Entumecimiento: La pérdida de sensibilidad en los pies es un síntoma inicial. Muchas veces esta falta de sensación al tacto hace que no detectes heridas o lesiones en los pies. En temporada de calor debes tener especial cuidado al andar descalzo porque cualquier corte, picadura o quemadura puede pasar desapercibida y luego generar una complicación mayor.


  • Cambios en la Piel y Uñas: La piel seca y agrietada, así como cambios en la coloración de las uñas, son signos a los que debes estar alerta. Las infecciones pueden desarrollarse fácilmente debido a la reducción de la capacidad del cuerpo para combatirlas.


  • Dolor o Calor Anormal: Sensaciones inusuales de calor o dolor pueden indicar problemas circulatorios. La mala circulación afecta la capacidad de curación de heridas y aumenta el riesgo de infecciones.


  • Úlceras o Heridas que no Sanan: Las úlceras en los pies son una complicación seria del pie diabético. Las heridas que no sanan adecuadamente pueden infectarse y, en casos severos, llevar a la amputación. Es fundamental evitar la aparición de las ulceras venosas, ya que su recurrencia tiene una incidencia muy alta y son un factor de riesgo de amputaciones, las cuales afectan directamente la morbilidad y mortalidad.


  • Deformidades en los Pies: Cambios en la forma de los pies, como la formación de callos o dedos en garra, pueden indicar problemas en los músculos y articulaciones. Esto puede traer alteraciones en la marcha y perpetuar las deformidades. 




La prevención es clave en el manejo del pie diabético. Si tienes diabetes, lo primordial es controlar los niveles de glucosa (azúcar) en sangre y acudir a controles periódicos. Luego una higiene e inspección cuidadosa de los pies a diario y la utilización de calzados ortopédicos adecuados. También es altamente recomendable acudir al podólogo de forma regular. Este profesional es especialista en el cuidado de los pies y puede detectar cualquier indicio de estar desarrollando un pie diabético y evitar su progresión.


Entendemos la importancia de un calzado especialmente diseñado para el pie diabético. Nuestra nueva línea de zapatos ortopédicos Blunding combina estilo y funcionalidad para proporcionar el soporte necesario. Estos zapatos terapéuticos están fabricados con materiales de alta calidad, asegurando comodidad y reduciendo el riesgo de lesiones. 


En Casa Salvador estamos comprometidos a ofrecerte soluciones que contribuyan a tu bienestar

¡La prevención es la mejor medicina!


Comentarios


bottom of page