top of page

¿Cómo saber si tengo insuficiencia venosa en mis piernas?: Señales que debes conocer

Probablemente si has llegado aquí a leer esta entrada, es porque te preocupa que tú o algún familiar tuyo puedan tener insuficiencia venosa en sus piernas. Conocer los primeros signos y síntomas de la insuficiencia venosa será de gran ayuda para consultar con un especialista de manera temprana y poder hacer cambios en tu estilo de vida que prevengan la progresión de la enfermedad.



La insuficiencia venosa, a grandes rasgos, es la incapacidad de las venas para realizar el adecuado retorno de la sangre al corazón. Una insuficiencia venosa no tratada puede avanzar hasta producir una úlcera venosa.

Te dejamos acá señales que pueden indicar que estás comenzando con una insuficiencia venosa:

  • Piernas cansadas al final del día: ¿sientes que tus piernas están fatigadas al final del día? Este cansancio, si no tiene una causa como haber realizado actividad física extenuante, puede deberse a que estás comenzando con una insuficiencia venosa. Es común la sensación de pesadez, cansancio o incluso dolor punzante en las piernas debido a la acumulación de sangre por el mal retorno venoso.


  • Telangiectasias: Las telangiectasias o más conocidas como “arañitas vasculares”, son pequeños vasos sanguíneos dilatados y que se hacen visibles como venitas rojas o azules en la superficie de la piel. Aunque pueden no causar dolor, su aparición es un indicador de insuficiencia venosa en sus primeras etapas. 


  • Edema en piernas:  Otro signo es el edema o hinchazón en piernas, tobillos y/o pies. Cuando la insuficiencia venosa se mantiene sin tratamiento, el exceso de sangre, producto de la falla valvular, aumenta la presión en las venas, provocando la salida de líquido desde los vasos sanguíneos hacia los tejidos circundantes.


  • Predisposición genética y factores ambientales: Es muy frecuente ver familias que padecen insuficiencia venosa, ya que la predisposición genética aumenta considerablemente el riesgo. Además, factores como la edad, el sexo, los cambios hormonales también favorecen los trastornos venosos. Existen otros factores como el consumo de alcohol y tabaco, la falta de actividad física, los trabajos en los que se debe estar mucho tiempo sentado o de pie, la mala alimentación, que también aumentan el riesgo de tener una insuficiencia venosa, los cuales pueden ser modificables con cambios de conductas.



Si piensas que puedes tener insuficiencia venosa, no dudes en acudir a un médico vascular periférico. Este profesional se enfoca en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos relacionados con los vasos sanguíneos y linfáticos. Revisará tu historia médica, tus signos y síntomas, y te solicitará algunos exámenes como ecografía Doppler para evaluar la salud de tus venas y recomendarte la mejor terapia.

Dentro del tratamiento de la insuficiencia venosa, las medias de compresión juegan un papel importante, ya que mejoran la circulación sanguínea, reduciendo el edema, el dolor y el malestar en las piernas, previniendo además la progresión de la enfermedad. En nuestra próxima entrada de Insuficiencia Venosa, conoceremos el papel clave de las medias de compresión para la salud de tus venas


En Casa Salvador tenemos gran variedad de medias de compresión, que te ayudarán a prevenir y aliviar los síntomas en tus piernas. ¡No dudes en contactarnos!


留言


bottom of page